La maternidad subrogada gana adeptos y pronto superará a la adopción 

Hoy en día crece el número de parejas o personas que no pueden ser padres o madres de forma natural. Ante esta situación, una nueva opción crece con fuerza: la maternidad subrogada en España

0
136
maternidad
Son muchas las causas las que están provocando hoy en día que muchas personas no puedan ser padres por medios naturales. Entre estos motivos algunos son: parejas homosexuales, problemas en la gestación por el aumento de la edad en la maternidad o el estrés o personas sin pareja que quieren ser padres o madres.

Ante esta situación, una nueva opción frente a los métodos alternativos más tradicionales crece con fuerza, la maternidad subrogada en España.

Las vías alternativas tradicionales han sido la adopción o métodos de fertilidad asistida, pero ambos acarrean muchos problemas.

La adopción es el método que más está sufriendo un descenso acusado. La razón principal de este descenso se debe a las numerosas y pesadas trabas burocráticas que han pasado de provocar retrasos en la adopción de entre 2-3 años desde la solicitud, hasta convertirlo en un proceso imposible que nadie ya emprende.

Por otro lado están los métodos de fertilización asistida, a estos recurren las parejas heterosexuales con problemas médicos de diversa naturaleza para la reproducción. Según las estadísticas esta opción es la primera entre las parejas heterosexuales. Los procesos de fertilidad asistida duran al rededor de 12 meses y suponen un tratamiento médico.

Y frente a estos métodos se extiende una nueva fórmula para hacer realidad aquellos que persiguen el sueño de la maternidad o paternidad.

La maternidad subrogada en España, supone alquilar un vientre de una madre gestante dónde se deposita el material fértil necesario, óvulo y esperma, que pueden ser aportados por los padres o no, según el caso.

Una vez la gestante da a luz, el bebé pasa a ser de la madre o del padre, o de ambos. En este momento se debe comenzar con la burocracia para formalizar la estructura familiar.

En España la maternidad subrogada es, en muchos casos, una gran desconocida pero tiene muchas ventajas frente a las otras opciones.

Tampoco es un proceso regulado en este país, lo que supone que puede haber problemas a nivel burocrático. Esto no significa que sea ilegal, sólo que hay que realizar una serie de tramitaciones oficiales en tiempo y forma para legalizar todo de forma correcta y ordenada.

A la cabeza, en cuanto a la oferta de madres gestantes, destacan Ucrania y EEUU con distintos servicios y precios. En España esta práctica no está permitida.
Los precios, además, dependen de las necesidades de cada caso, si se necesita un óvulo sólo, o si se necesita esperma y óvulo, o sólo esperma, o si se quiere elegir el esperma basándose en el material genético y una foto del donante, por ejemplo. Las posibilidades son múltiples.

Existen varias empresas en España que ayudan y ofrecen diferentes paquetes para personas que busquen la maternidad subrogada, como por ejemplo Matergest, cuya fundadora decidió abrir esta empresas a raíz de su experiencia propia, dónde echó de menos un servicio profesionalizado que le guiara en este camino de la meternidad subrogada hacia la maternidad o paternidad.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí